fbpx

Domótica. Confort y responsabilidad con el medio ambiente

El cambio climático y el agotamiento de los recursos convierten la eficiencia energética en un asunto social clave. Con ahorros en el consumo energético, la Domótica nos permite contribuir a la preservación del planeta sin renunciar al máximo de confort.

Porque:

  • Al implementar sistemas para automatizar una vivienda o un edificio se facilita su gestión, brindando confort y seguridad a quienes permanecen en ellos.
  • Automatizando y controlando en forma inteligente los diferentes sistemas, se pueden conseguir ahorros importantes de la energía.
  • Las nuevas tecnologías facilitan la autogeneración y la gestión de la energía.

Con Domótica se facilita la gestión de viviendas y edificios

Con Domótica. Fácil gestión

Un sistema Domótico permite la automatización de los diferentes sistemas de una vivienda o un edificio, facilitando su gestión y control.

Las posibilidades de automatización son infinitas, pero trataremos de resumirlo en estas funciones:

  • Confort. Su objetivo es aumentar la calidad de vida de quienes utilizan las instalaciones. Incluye todos aquellos sistemas que contribuyan a su bienestar y comodidad.
  • Gestión energética. Busca tener un uso más eficiente de las fuentes energéticas. Que las necesidades del hogar o el edificio sean satisfechas con un mínimo costo.
  • Seguridad. Para proteger los bienes y a las personas.
  • Comunicaciones. Tanto las comunicaciones al interior, como hacia el exterior. Las nuevas tecnologías en comunicaciones y redes de datos hacen que se tengan varias formas, dependiendo del tipo de vivienda o edificio

Con la programación y configuración del software de la unidad de control, se establecen las acciones que deben llevar a cabo estos sistemas para obtener un funcionamiento inteligente.

Con Domótica. Edificios más eficientes

Control de edificios desde celular

El compromiso con la salud del planeta ha hecho del concepto del ahorro energético algo cotidiano entre arquitectos y constructores.

Al depender de la forma como la utilizan sus usuarios, el control del consumo energético, en cargas como la de iluminación, calefacción, aire acondicionado, en instalaciones convencionales se dificulta.

Pero, mediante la implementación de sistemas inteligentes de gestión podemos:

  • Controlar y regular la demanda de calor y frío teniendo en cuenta las necesidades reales.
  • Optimizar el funcionamiento de la iluminación, utilizando sensores y temporizadores.
  • Automatizar el suministro de la luz natural, las instalaciones de protección solar, los sistemas de ventilación y otras funciones, para que mediante una gestión inteligente se optimice la utilización de los recursos energéticos.
  • Desconectar de forma automática la iluminación artificial, si la luz natural permite una luminosidad suficiente.
  • Automatizar el control de la temperatura, la ventilación, la operación de las persianas, en forma zonificada, de acuerdo con la presencia o no de personas.
  • Visualizar para poder controlar en forma centralizada todas las funciones.
  • Poder corregir rápidamente averías, que causan altos consumos de energía, al tener un sistema de detección de fallas.

En cada proyecto específico se pueden encontrar otras formas de ahorro en el consumo de energía al usar sistemas de control inteligente.  

Electricidad verde

Estación de carga de vehículo eléctrico con paneles solares

Pero no solo con ahorros en el consumo de energía, mediante una gestión inteligente en una vivienda o edificio, se puede contribuir a la salud del planeta.

Los edificios y nuestras viviendas pueden producir parte o la totalidad de su electricidad, mediante sistemas fotovoltaicos. Esto se facilita por la disminución de costos y los avances tecnológicos y normativos que facilitan su implantación.

Pueden ser fuente de alimentación de vehículos eléctricos, mediante estaciones de carga, sustituyendo combustibles fósiles. Proceso, que, aunque lento, se muestra que es irreversible ante la irrupción cada vez mayor de este tipo de vehículos.

Estos dos hechos, suponen unos grandes flujos de energía que precisan una gestión inteligente.

Mediante la Domótica y el Internet de las cosas podemos:

  • Regular los flujos de energía para optimización de costes.
  • Maximizar la utilización de la energía solar de generación propia.
  • Gestionar las cargas para evitar sobrecargas del sistema eléctrico.
  • Controlar la carga de las baterías de los vehículos eléctricos para hacerlo en momentos que se considere más conveniente.

La utilización del Internet de las cosas, la inteligencia artificial y otras nuevas tecnologías, en la automatización de edificios, permite que estos estén preparados para la transición a una electricidad verde.

El futuro es hoy

Lo que la tecnología hace posible hoy lleva al profesor Juan Ignacio Vázquez, de la Universidad de Deusto de Bilbao, a expresar en su artículo: “Horizontes y desafíos de Internet de las cosas” publicado por OpenMind:

“Lo que antes interpretábamos culturalmente como magia es ahora una realidad diseñada y planificada, documentada y operada por tecnólogos en todo el mundo”

Y esta magia no hace parte de un futuro imaginario. Ya la tenemos con nosotros y ofrece nuevas oportunidades en la automatización de viviendas y edificios.

Los avances se dan cada vez con mayor velocidad y son muchas cosas las que tenemos por ver.

Espero este articulo le haya sido de alguna utilidad. Quisiera conocer sus opiniones.

Deja un comentario

65 − 57 =

× Como le puedo ayudar?