fbpx

Domótica e inmótica

Contribuyamos a la preservación del planeta sin renunciar al máximo de confort. Con el estándar para edificios inteligentes KNX, podemos tener construcciones eficientes, seguras y a prueba de futuro. Viviendas y edificios inteligentes, para simplificar tu vida, facilitando su mantenimiento y adaptación a los cambios tecnológicos. Hablamos de Domótica en caso de viviendas e Inmotica en caso de edificios.

KNX – Una tecnología a prueba de futuro

KNX

La tecnología cambia y mejora constantemente y cada vez más rápidamente, por ejemplo, la Internet de cosas ya está con nosotros. Usando KNX afrontamos mejor esos cambios.

Permite una personalización sin límites en tu solicitud de automatización, haciendo que la vivienda o la oficina sigan tu ritmo de vida.

Podemos responder a las crecientes exigencias de seguridad y que puedas tomar el control de tu propio hogar u oficina inteligente.

KNX se puede implementar tanto en casas familiares de pequeño tamaño como en grandes edificios.

Tome el control de la casa de tus sueños, ¡esté donde esté!

Funciones básicas que se pueden controlar

Domótica

Son infinitas las posibilidades de automatización para personalizar tu espacio, pero trataremos de resumirlo en estas funciones:

  • Confort. Para aumentar la calidad de vida. Control de la iluminación, el clima, audio, vídeo, etc.
  • Gestión energética. Para un uso más eficiente de las fuentes energéticas.
  • Seguridad. Para proteger los bienes y a las personas.
  • Entretenimiento.

Soluciones personalizadas para cualquier tipo de construcción. Desde viviendas unifamiliares hasta bloques de viviendas y urbanizaciones completas. Desde naves industriales hasta un complejo de oficinas y comercios. Instalaciones nuevas o ampliaciones de instalaciones existentes.

El futuro es hoy

El desarrollo tecnológico, especialmente el que se da en la electrónica y las comunicaciones, trae nuevas aplicaciones que nos permite interactuar con nuestras viviendas y hacer realidad el concepto de viviendas y edificios inteligentes.

  • Proporciona seguridad, incluso cuando no esté en casa.
    • Le alertará en caso de incendio o instrucción no deseada.
    • Detectará las fugas de agua o gas, antes de ocurrir cualquier daño irreparable.
    • Puede hacer que su vivienda parezca ocupada, incluso sin estar nadie
  • Ahorra energía, haciendo la casa más económica.
    • Disminuye automáticamente el consumo de energía y calefacción.
  • Permite adaptar el sistema de automatización a nuevas necesidades.