fbpx

Aplicaciones de la electricidad enriquecen nuestras vidas

La energía eléctrica es considerada el motor del mundo moderno. Sin electricidad, volverían las noches oscuras, trafico enloquecido al no funcionar los semáforos, pacientes de hospitales en peligra de muerte al no funcionar unidades de cuidados intensivos, ausencia de comunicaciones, la producción industrial paralizada, etc.

  • Sin electricidad no tendríamos la iluminación que nos permite alargar las horas del día, ni las comunicaciones que nos ha permitido mantener el contacto con nuestros seres más queridos durante esta pandemia.
  • Sin ella tendríamos que prescindir de aparatos eléctricos y todos esos juguetes tecnológicos que ya forman parte integral de nuestra vida.

Y eso es una pequeña muestra de lo que nos perderíamos. No podemos imaginar la vida moderna sin electricidad.

Con aplicaciones de la electricidad mejora calidad de vida

Bombillas incandescentes

Es a partir de la segunda mitad del siglo XIX, durante la llamada segunda revolución industrial, que se da el gran desarrollo de las aplicaciones de la electricidad, hecho que constituye un cambio social de implicaciones extraordinarias por las grandes transformaciones que se dan en el alumbrado, en los procesos industriales y en las comunicaciones.

En nuestro país, según lo dice la CREG (Comisión de Regulación de Energía y Gas) “la prestación del servicio de energía eléctrica se inició a finales del siglo XIX, cuando miles de habitantes de la capital del país vieron cómo se esparcía la luz de un centenar de lámparas que iluminaban las calles de Bogotá”

Según la misma fuente, “del uso inicial de la energía eléctrica para el alumbrado público y comercio se pasó al uso residencial en los estratos más adinerados de la sociedad y posteriormente llegó a talleres, fábricas y al tranvía”.

“Nadie diga que el cambio no fue bueno. Se ha de conocer las fuerzas del mundo para ponerlas a trabajar, y hacer que la electricidad que mata en un rayo, alumbre en la luz”

José Martí

A comienzos del siglo XX se comenzó a generalizar el uso de la electricidad en el interior de nuestras casas, permitiéndonos una mejor calidad de vida al liberarnos de actividades rutinarias. Inicialmente eran instalaciones muy sencillas al contarse con muy pocos aparatos eléctricos y las exigencias de seguridad y ahorro en el consumo no eran importantes.

A medida que la oferta de electrodomésticos aumenta, se incrementa el consumo de la electricidad, creciendo las exigencias a la red eléctrica. Llega el radio, el televisor, la nevera, la plancha, la lavadora y toda de una nueva serie de dispositivos eléctricos. Mejoran las instalaciones para adaptarse a las nuevas necesidades que estaban emergiendo, pero, la estructura básica sigue siendo la misma.

Nuevas aplicaciones de la electricidad permiten mayores niveles de confort

Auto alimentado por electricidad

La crisis que se desató en los setenta del siglo pasado como consecuencia de los elevados precios de los combustibles fósiles, puso sobre el tapete el tema de la eficiencia energética. La búsqueda de respuestas a esta necesidad de ahorrar energía, sin sacrificar confort, facilitó la aparición de los llamados edificios inteligentes, construcciones que gracias a los avances en la electrónica y las telecomunicaciones se podían dotar de “habilidades”.

El desarrollo del concepto de edificio inteligente ha hecho que en los edificios y viviendas se doten de soluciones con los que se busca satisfacer necesidades de confort, seguridad, eficiencia energética, mediante la interconexión entre los diferentes sistemas que lo conforman. Esto permite una mejor interacción entre los sistemas, pero, lo hace muy costoso de gestionar con instalaciones eléctricas tradicionales.

Un sistema de gestión inteligente requiere de sensores que informen sobre las condiciones del entorno, actuadores que ejecuten las acciones que se requieran realizar, un “cerebro” que tome las decisiones sobre qué hacer y una forma de comunicación entre los diferentes componentes del sistema. Hacerlo con métodos tradicionales implica gran exigencia en el diseño y la instalación, junto a altos volúmenes de cableado, lo que incrementa los costos.

La automatización de las instalaciones permite integrar nuevas funciones, como control de persianas, calefacción, ventilación, aire acondicionado, sistemas de seguridad, audiovisuales, etc. La instalación se puede ajustar para satisfacer nuestras necesidades en cualquier momento, aumentando los niveles de confort, junto a mejores posibilidades de comunicación, mayor seguridad y un menor consumo energético.

Las redes y las instalaciones eléctricas ganan inteligencia

Domótica

Los cambios que se están dando en la forma como producimos y consumimos la electricidad hace su gestión más compleja. Con los métodos que se han utilizado hasta el momento, esta labor se hace prácticamente imposible.

El tradicional sistema eléctrico se transforma.

  • Siguen existiendo las grandes centrales eléctricas , pero, aumenta la producción de energía eléctrica a pequeña escala y cerca de los puntos de consumo.
  • Con la irrupción de las energías renovables, los usuarios no solo consumen, sino que producen energía que suministran a la red, trayendo un cambio notable en los flujos de energía y en la complejidad de la red eléctrica.
  • La relación con nuestro proveedor de energía cambia. El medidor de energía eléctrica que utilizaba la mayoría de los colombianos se debe reemplazar por medidores bidireccionales.

Ante estos cambios, la respuesta son las redes eléctricas inteligentes, donde, la aplicación de las nuevas tecnologías, permite una gestión más eficiente de la generación, el transporte, la distribución y el consumo de la energía eléctrica.

En Colombia, la Unidad de Planeación Minero Energética – UPME presenta el documento: “Smart Grids Colombia Visión 2030 – Mapa de ruta para la implementación de redes inteligentes en Colombia”

Estudio que realiza la UPME, con la colaboración técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Minas y Energía y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

En este documento se realiza un análisis de la situación y se hacen una serie de recomendaciones para la Implementación de Redes Inteligentes en Colombia

Deja un comentario

39 − = 38

× Como le puedo ayudar?